Ley de Medios: el día después

Clarín.

Clarín.

La Nación.

La Nación.

Crítica de la Argentina.

Crítica de la Argentina.

Página 12.

Página 12.

El 18 de marzo, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó el anteproyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y desde aquel día comenzaron las especulaciones sobre si la vieja ley promulgada durante la última dictadura militar finalmente sería reemplazada. Durante estos siete meses de foros de debate en diferentes provincias y de discusiones mediáticas, muchas cosas se dijeron, se escribieron, se interpretaron y mal interpretaron desde los grandes medios, esos pulpos que comenzaron a inquietarse ante la mínima posibilidad de ceder parte de los beneficios que desde hace 30 años vienen acumulando.

La “ley K”, la “ley mordaza”, la “ley de la democracia”, “ahora hablamos todos”, fueron algunas de las frases más repetidas del año, dando cuenta cada una de ellas de la verdad que los medios pretendían construir sobre el tema, y de acuerdo con sus intereses. En la madrugada del 10 de octubre finalmente el proyecto fue aprobado por el Congreso y la ola de títulos alusivos de esa mañana dio cuenta de la euforia y de la rabia, de la esperanza y la condena con la que Clarín, La Nación, Crítica y Página 12 dieron tratamiento al hecho.

Una de las razones por las que, para muchos, el debate sobre esta nueva ley resultaba poco claro o falto de confianza, era el motivo de su nacimiento: el enfrentamiento entre el gobierno de los Kirchner y Clarín. ¿Una vieja pelea? No, para nada. El multimedio fue durante varios años tildado de oficialista y de beneficiario de ciertas medidas tomadas durante el mandato de Néstor Kirchner, como la prórroga de los vencimientos de las licencias de radiodifusión y la fusión entre Multicanal y Cablevisión; pero luego de marzo de 2008, todo cambió. Por aquellos días, las patronales rurales se levantaron contra el gobierno y el Grupo fue su propagador aliado. Cuando el anteproyecto salió a la luz, se desató una encarnizada guerra mediática.

Kirchner ya tiene la ley de control de medios, fue el título de tapa del diario Clarín luego de ser aprobada la ley. A lo largo de la edición impresa y en su sitio web, la postura continuó siendo radicalmente opositora: “El Ejecutivo controlará la autoridad que regirá la radio, la TV y el cable; los multimedios son obligados a vender frecuencias en un año y no hay regulación de la pauta oficial. Así, los Kirchner apuestan a conformar un mapa de medios a su medida”. Además, una crónica sobre los festejos fuera del Congreso resaltaba, con el clásico recurso de las frases en letra negrita, oraciones como estas: “muchos reconocieron no saber qué era lo que estaban apoyando ni para qué habían ido” y “un respaldo que se desarrolló en un clima hostil contra todo aquel que se opusiera al polémico proyecto de ley”. La nota de opinión titula contundentemente: “En busca de medios sumisos”.

En un tono más moderado, La Nación puso en su tapa: El Senado se aprestaba anoche a sancionar la nueva ley de medios. El diario, al no esperar la finalización de la votación, realizó un análisis de los debates que se habían dado durante la sesión. Las principales notas titularon: “Una sesión difícil para los que cambiaron el voto”, “Denuncian que hubo corrupción” y “Duras críticas al periodismo”, en la cual se hizo referencia a las descalificaciones a los medios que se vio en los discursos oficialistas. En la edición on line, se realizó una cobertura más detallada, tocando los temas más controversiales y las distintas posturas. En el primer párrafo de la nota se podía leer: “El kirchnerismo logró aprobar en general la nueva ley de medios” remarcaba lo siguiente: “La mayoría kirchnerista del Senado aprobó en general, a las 2.30 de hoy, el proyecto de ley de radiodifusión, gracias a una cómoda mayoría lograda con la adhesión de fuerzas políticas menores y el apoyo de legisladores oficialistas críticos y de opositores, a cambio de promesas de beneficios fiscales y financieros para sus provincias”. Respecto a este último tema —el voto positivo de opositores— el matutino realizó un informe aparte en el cual se dieron detalles sobre las razones que llevaron a tres legisladores no oficialistas a votar a favor de la ley, resaltando nuevamente “La política de cooptación de voluntades del Poder Ejecutivo”.
La portada del diario Crítica de la Argentina fue directa: Todo bajo control y la imagen de Néstor Kirchner sonriente con un control remoto en su mano. En las notas interiores siguió remarcándose la victoria política que la aprobación de la ley significaría para el ex presidente: “Kirchner ganó la batalla e impuso su ley de medios”, y el copete de la nota hacía referencia, al igual que La Nación, al cambio de votos: “Con 44 a favor y 24 en contra, el oficialismo consiguió la aprobación en general. Fue clave el apoyo de los dos senadores “tránsfugas”, del socialismo y de los legisladores fueguinos”.

Uno de los pocos medios que tomó la noticia desde un punto de vista más positivo fue Página 12, diario que desde hace algunos años se lo relaciona directamente con el gobierno por, entre otras cosas, las cuantiosas sumas de dinero que recibe en concepto de publicidad oficial. Más voces, más votos fue su tapa del 10 de octubre, marcando una clara postura a favor de la norma sancionada. En sus notas de opinión continuó en esta misma línea: “Democratizaciones”, hace un análisis de la democracia argentina de estos días y pone a la ley como un ejemplo de intentar afianzar la misma, dando duros golpes contra la oposición y reconociendo errores del gobierno aunque de forma liviana. “De cepas nobles y bien añejada”, se centra más específicamente en la ley, poniendo a la sociedad argentina (constante lucha de colectivos sociales aguerridos”) como el principal propulsor de la misma, reconociendo la decisión oficial por concretarla pero haciéndole, a su vez, una crítica: “El oficialismo distorsiona la realidad cuando se arroga la condición de fundacional, lo que desmerece en algo su gran virtud: es el primero que la concretó en debate y, todo lo indica, en ley aprobada”.

Este breve análisis de los principales titulares del día después de la sanción, muestra claramente las posturas que cada uno de estos medios tomaron durante los meses que duró el debate: Clarín fue el opositor más fuerte, seguido por Crítica; La Nación se posicionó como espectador del enfrentamiento entre su principal competidor y el gobierno y Página 12 se inclinó explícitamente hacia la sanción de la norma. Detrás de estas posiciones de juego, hay un entramado de intereses económicos y políticos difíciles de dimensionar para el común de la sociedad, que en muchos casos se sintió ajena e ignorante ante un debate de tales dimensiones.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual abre un nuevo panorama para el mundo mediático; que sea utilizada como una herramienta democratizadora o como un instrumento de chantaje y presión va a depender de las voluntades de los gobernantes, pero sobre todo de la vigilancia y el reclamo que los gobernados hagamos para que se cumpla y respete, para que esta ley mejore nuestras condiciones como ciudadanos de un país democrático, garantizando la libertad de expresión y no la libertad de empresa de los grandes grupos económicos ligados al poder de turno.

LOS MEDIOS LOCALES ANTE LA LEY

Medios locales

EL OBSERVATORIO COMUNICACIONAL DE
LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
OPINA LUEGO DE LA SANCIÓN DE LA LEY

(Descargar audio)

Anuncios

~ por Palabras con Poder en 28 octubre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: