Los medios y la construcción de lo real

Por Rodrigo Picotti

amanda_04Los medios de comunicación tienen una importancia fundamental en nuestra vida: gran parte de la información con la que nos manejamos es producto de este contacto. La construcción que éstos hacen de la información influye en la imagen que nos formamos de la realidad.

 

 


Todos los días pasamos horas frente al televisor o leyendo noticias en diferentes soportes. Los medios nos muestran permanentemente una serie de acontecimientos cuya relevancia está definida por lo que llamamos agenda mediática. Es decir, aquellos temas de los que los medios nos hablan y nos dicen que no podemos dejar de conocer para estar informados en determinado tiempo y espacio, a partir de lo que consideran de interés común. Sin duda contribuyen fuertemente a la imagen que nos formamos del mundo que nos rodea, por medio de las estrategias discursivas que emplean en la producción de la información.

“Los acontecimientos sociales no son objetos que se encuentran ya hechos en alguna parte de la realidad y cuyas propiedades y avatares nos son dados a conocer de inmediato por los medios con mayor o menor fidelidad. Sólo existen en la medida en que esos medios los elaboran.”
(Eliseo Verón en Construir el acontecimiento, 1983).

Pensar en la noticia como construcción, ¿podría llevarnos a considerar que lo que los medios hacen es inventar una realidad? En relación con esto, la profesora María Eugenia De Zan afirma: “Más que inventar, creo que a partir de una noción de realidad hay una producción que tiende a sostener y reproducir determinadas creencias. No diría invención porque esto supone una creación que proviene de una idea nueva, podría decirse que es más cercano a lo artístico. En el caso de los medios, éstos parten de una determinada noción de cuáles son los temas que pueden interesar”.

Un aporte a la importancia de los medios como formadores de la opinión pública es la trama de la película Mentiras que matan, dirigida por Barry Levinson. El cineasta, ganador del Oscar por Rain Man y director de otros filmes como The Natural y Good Morning Vietnam, relata la creación de una estrategia para distraer a la prensa en plena campaña de reelección del presidente de los Estados Unidos; cuando el mandatario es acusado de abusar a una joven, un productor de Hollywood inventa una guerra con Albania para que el candidato pueda ser visto heroicamente por los medios.

“No hay una narración ‘verdadera’ —como tampoco hay una narración ‘falsa’—; hay sistemas narrativos puestos en circulación y fijados en un cierto momento de la semiosis social para ser reconocidos como verdaderos —o como falsos— bajo ciertas condiciones de consumo.”
(Lucrecia Escudero en Malvinas: El gran relato. Fuentes y rumores en la información de guerra, 1996).

El discurso de la información tradicionalmente se ha formulado con el objetivo de hacer saber (1), es decir con una pretensión de objetividad que ubica al discurso mediático por fuera de los hechos, con una presentación neutra, como si éstos se contaran por sí solos. Esta estrategia de construcción de la verosimilitud está marcada fundamentalmente por una idea de mostrar la realidad tal cual es, sin lugar para los comentarios y cualquier referencia al sujeto que enuncia: los medios observan lo que sucede y lo repiten.

En la actualidad la situación parece estar cambiando. El surgimiento de los medios estuvo marcado por la idea de que éstos eran el reflejo de la realidad: el relato radial de La guerra de los mundos de Orson Welles fue interpretado mayoritariamente por los oyentes como una auténtico ataque extraterrestre en 1938. Hoy, las condiciones de producción y de recepción son otras: “creo que los medios pretenden cada vez menos ser objetivos, siempre se partió de ese principio de grado cero, de discurso informativo; y hoy los medios están, un poco intencionalmente, dejando de lado esa idea de objetividad por esta pretensión de crear un periodismo comprometido, esto les impide una posición neutra frente a la información”, dice al respecto la profesora De Zan.

Con el avance de la tecnología y la creación de nuevos espacios, el público tiene una inclusión mayor: el periodismo ciudadano y las plataformas digitales han generado una nueva relación entre ambos polos de la producción de sentido. No obstante, hay que destacar que el lugar de los medios masivos en la vida cotidiana es cada vez mayor; si bien hoy está más visible el lugar desde el que cada uno se posiciona para enunciar los acontecimientos, su influencia sobre nuestros hábitos y sobre la idea que tenemos de lo real es proporcional a la importancia que les damos en nuestro quehacer diario.

NOTA:
(1) Definición realizada por Lucrecia Escudero en relación con la narración de la actualidad y el discurso de la información, en Escudero, Lucrecia (1996). Malvinas: El gran relato. Fuentes y rumores en la información de guerra. Gedisa. Barcelona, España.

ANEXO:
Entrevista a María Eugenia De Zan.
Bibliografía de referencia.

BIBLIOGRAFÍA PARA DESCARGAR:
BENVENISTE, EMILE (1985). El aparato formal de la enunciación en Problemas de Lingüística General II. Editorial Siglo XXI. México.
ESCUDERO, LUCRECIA (1996). El contrato mediático en Malvinas: el gran relato. Fuentes y rumores en la información de guerra. Editorial Gedisa. Barcelona.
TODOROV, T. (1972). Lo verosímil. Editorial Tiempo contemporáneo. Buenos Aires. Introducción.
VERÓN, ELISEO (1983). Construir el acontecimiento. Gedisa. Buenos Aires. Introducción.
VERÓN, ELISEO (2004). Diccionario de lugares no comunes en Fragmentos de un tejido. Gedisa. Barcelona.
(Fuente: Cátedra Semiótica, Facultad de Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de Entre Ríos. Disponible en www.unersemiotica.wordpress.com).

Anuncios

~ por Palabras con Poder en 6 noviembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: